somos

panaderos

AMAQUÍA nació el 24  de noviembre de 2003. Fruto de una generación que nació y creció entre harinas y hornos, nos lanzamos al mundo empresarial sabiendo lo bonito y duro que es hornear pan cada noche. La calidad de lo que comemos se nota en el paladar, por ello trabajamos con materias primas de primera y elaboramos artesanalmente nuestros productos, todo lo hacemos nosotros en nuestro obrador y estamos orgullosos de que siempre huela a pan en nuestras tiendas. Porque solo controlando todo el proceso de elaboración podemos estar satisfechos.

masa 

madre

Harina, agua y sal. Así se elaboró el pan durante siglos, de manera natural. En AMAQUÍA recuperamos este proceso antiguo, artesano y natural que necesita muchas horas de reposo. Nuestro pan está elaborado con masa madre de cultivo propio, sin aditivos ni exceso de levaduras. Nuestra masa madre, que diariamente alimentamos con harina molida a la piedra y agua, le da personalidad propia a cada pan y lo hace más saludable; por eso en nuestra panadería tenemos pan con sabor, aroma y mejor conservación.

tradición

innovación

El oficio de panadero es antiguo, pero cada día se puede aprender algo nuevo. Hay muchos sabores que descubrir, combinaciones que crear, aromas que mezclar y en AMAQUÍA nos gusta innovar. Con una formación constante y asistencia a ferias y cursos nacionales e internacionales podemos decir que nos encanta aprender y estar a la vanguardia del sector. Hay una importante faceta creativa en AMAQUÍA que nos lleva a innovar y reinventarnos constantemente. Una buena idea puede surgir en cualquier momento y en el obrador se realizan tantas pruebas como sean necesarias para conseguir hacerla posible.